FREE SHIPPING ON ORDERS of $120 & up

TOMASITO

by Mayi Reveron on June 19, 2019

Tomasito fue un perrito muy activo y cariñoso, el dolor en sus patitas especialmente en su patita derecha trasera y el sedentarismo fue llegando con el paso de los años debido al sobrepeso, fue diagnosticado con ligamento cruzado.
Ya el dolor de Tomasito empezó a intensificarse causándole cojera, debido a esta cojera tubo su primera intervención quirúrgica en la cual le pusieron un implante y le ´´acomodaron´´ de nuevo su patita. Luego de esta cirugía Tomasito tubo una mejoría y empezó a caminar bien durante un año, luego de esto Tomasito empezó de nuevo con su dolor y su cojera y de nuevo fue intervenido a otra cirugía, en la cual le removieron el implante por que este le causo una infección la cual se le estaba comiendo el huesito. A los 6 meses Tomasito comenzó con los dolores y su cojera nuevamente, al hablar con el veterinario nos dice que hay que operarlo y ponerle un implante con tornillos en la patita derecha trasera, y en las demás patas otro tipo de cirugía, obviamente no lo sometimos a la cirugía primero por que era muy costosa y segundo demasiado invasiva para Tomasito, mientras se tomaba la decisión que hacer con Tomasito el veterinario le receto tramadol para el dolor.
Tomasito estaba tomando el tramadol para controlarle el dolor de su patita, esto le ayudo inicialmente por que estaba tranquilito y caminaba mejor, pero de tanto darle tramadol su pancita le empezó a doler y lloraba mucho y ya no quería pararse de su camita, no quería comer y yo ni me podía acercar a el, se volvió mas agresivo de lo que estaba, claro entiendo era por el dolor intenso con el que estaba viviendo mi gordo, era su manera de expresarme lo que sentía.
A partir de ese momento en que empezamos a ver que el gordo estaba sufriendo mi esposo y yo tomamos la decisión de dormirlo, no lo queríamos hacer pero tampoco queríamos ser egoístas con Tomasito, yo alcance pedir la cita en el veterinario para llevar a cabo dicha decisión.
Pero antes para estar seguros de hacerlo, llame a la veterinaria de tomas en Colombia le mostré la historia clínica, le conté cual era la situación del caso, y lo primero que me dijo fue que no lo durmiera y que intentara primero con lo que ella me iba a recetar, ella me dijo que si el gordo estaba tomando tramadol no tenia por que sentir dolor en la patita, y que si no estaba comiendo era mas bien que el tramadol le estaba haciendo daño a su pancita que debería darle un antiácido gástrico, que le cambiara su dieta por la dieta barf que era muy buena y lo ayudaría muchísimo.
A los 10 minutos de darle en antiácido gástrico dejo de llorar, luego me dirigí a buscar sobre la dieta barf, ahí fue donde encontré Rigos Meal.
Cuando llegamos a Rigos me encontré con Mayi y su hija, que por cierto a partir de ese dia estuvieron muy pendientes de tomas y su evolución.
ellas muy amables me explicaron primero el por que crearon Rigos, que fue debido a as alergias y necesidades de su perrito que se llama Rigo y todo sobre los beneficios de esta comida vs el concentrado, sin ellas saber el por que yo estaba allí me mostraron testimonios de historias similares a la mía con Tomasito y la verdad no lo podía creer, les dije que habían llegado a nuestras vidas en el momento indicado. Cuando ya les contamos la historia de tomasito Mayi nos aconsejo cambiarle su alimentación y tratar de hacerle terapias alternativas diferentes a las cirugías invasivas, ahí fue donde nos recomendó a Eva de Rockys retreat, la persona que nos ayudaría con las terapias de Tomasito.
a partir de ese momento tomamos la decisión de la cambiarle la alimentación a Tomasito, ya que no solo le iba a ayudar con sus huesos, si no también con todos sus órganos, su piel, el pelo, y las alergias etc, a Tomasito a partir de ese día le sigo dando los meatballs de carne, pollo y pavo, con probióticos en la mañana, 1 sardina Y aceite de coco, en la tarde le doy 1 gelatina de caldo de huesos y en la noche vuelvo a darle sus meat balls.
Mayi me explico que había que hacerle una transición de comida, igual que la que uno hace cuando cambia el concentrado, La verdad tenia miedo de que no le fuera a gustar, pero cuando le di por primera vez se comió todo Rigos y dejo el concentrado a un lado.
Ahí supe que definitivamente tenia que cambiarle su forma de alimentación. Y fue la mejor decisión que tome, Tomasito me lo demuestra cada día.
Ahora mi gordo ha mostrado una evolución increíble con su nuevo estilo de alimentación y sus terapias.
Ahora tiene su pelito divino, ha mejorado un 100% su carácter, esta súper cariñoso y ahora recuperándose de sus patitas, ya camina e intenta correr, algo que hace muchos años no hacia.
Por este cambio tan increíble que Tomasito ha logrado tengo que darles las GRACIAS a Rigo que gracias a el empezaron este emprendimiento, a Mayi y su hija por haber emprendido este proyecto tan increíble que de seguro han ayudado a tanta gente como nos han ayudado a nosotros..

BACK TO TOP